Roma

El bus nos dejó en la estación Tiburtina con un agradable calor matinal a las 11 hs y un pequeño caos de gente que iba y venía, algunos con rumbo perdido entre tantos buses. Preguntamos a varias personas hasta que dimos con una que nos indicó el camino correcto y no cualquier cosa, hasta el subte para ir hacia la terminal Termini donde es prácticamente el centro de la ciudad.
Llegamos a Termini y no encontramos ni info ni mapa, ya que había que pagarlo; así que Lau se quedó con las mochilas y yo salí a caminar por la zona para buscar hostel. Estuve caminando por una hora más o menos, entre que preguntaba y eran caros o no había lugar por ser fin de semana. Finalmente conseguí uno a 3 cuadras de la estación por 22 euros cada uno, no conseguí nada mas barato y ya estaba muerto de calor de tanto caminar. Fui a buscar a Lau y con las mochilas y aún con calor fuimos al hostel, check in y a la habitación, por suerte estábamos solos. Dejamos las cosas y compramos algo para comer y agua.

P1160037

P1160054
A las 17 hs. aproximadamente salimos a recorrer un poco de Roma sin tanto calor por suerte. Cruzamos la estación de trenes y caminando llegamos hasta Piazza de la República, luego por vía Nazionale hasta Vía Delle 4 Fontane (de las 4 fontanas no se podía ver ninguna jaja, las estaban restaurando).

P1160080

Pasando por un parque metros antes de llegar a piazza del Quirinale, continuamos caminando y llegamos a la famosa fontana di Trevi, para nuestra sorpresa y frustración, estaba seca como un desierto, la estaban restaurando y solo había una pasarela de madera para sacarse una foto frente a nada. Mala suerte.

P1160091
Próxima parada fue piazza Colonna, donde paramos un rato para comer unas choco galletitas y echar una mirada al lugar, en especial a una especie de obelisco con todas inscripciónes alrededor.
Nos adentramos en las callecitas de por ahí, llenas de lugares para comer y con un aire y color muy italiano, o al menos lo que creemos que debería ser.

P1160114

 

P1160137
Más adelante, otro lugar cerrado fue el Panteón, aunque si pudimos tomar unas muy lindas fotos del lugar.
Continuamos caminando por pequeñas callecitas zigzagueando entre calles, cortadas, desvíos hasta piazza Navona donde había unos balcones con muchas flores, mesas a la calle y muchos artistas, en especial pintores exponiendo y vendiendo sus obras, muchas de ellas de excelente calidad. El día todavía estaba lindo para sacar unas fotos a pesar de la hora, nos quedamos un buen rato ahí hasta que empezó el lento anochecer. La luz del sol duraba hasta las 21 hs asombrosamente y hacía que el día se haga eterno. Sacamos algunas fotos nocturnas del lugar y sobre todo de la gran fuente que había en el centro iluminada.

P1160172

P1160233
Nuestro ultimo lugar a visitar del día fue Campo di Fiori, donde lo que más se destacaba eran los restaurantes y sus mesas ocupando todo el alrededor de la plaza, ya había poca y casi nula luz solar así que fue solo un breve paso por el lugar, además los precios no eran para nada accesibles para siquiera pensar en quedarse a cenar por ahí.
Cuando decidimos emprender el regreso y repasamos en el mapa el camino a tomar nos dimos cuenta que era muy tarde y estábamos lejísimos del hostel. Cansados de tanto caminar regresamos lenta y apasiguadamente por corso Vittorio Emanuele II primero, hasta llegar a tener en frente nuestro e iluminado en la noche, justamente el monumento a V. Emanuelle II; usamos la excusa de sacar fotos nocturnas con el trípode que llevan más tiempo, para un breve descanso.
Seguimos por Vía Nazionale hasta piazza della República y ahí nomas estaba la estación Termini. Buscamos algo para comer y era todo caro. Cruzamos toda la estación hasta el hostel y estaba todo cerrado, así que ya re cansados y sin ganas, cruzamos nuevamente y puteando la estación; terminamos comprando una pizza “kebab” y un agua grande por 8 euros. Como nota de color: 3 asiaticos, 2 comiendo en plato como unos cerdos y luego el 3er asiático, supongo que era su primera vez comiendo una pizza Jajaja no hay palabras para describir lo que vieron nuestros ojos. Pienso y pienso y no encuentro palabras para tanto desprecio e inoperancia para comer una pizza. Es como que se comía lo de arriba y luego como pan de acompañamiento usaba la masa, increíble. Luego de ver tal aberración, pagamos y volvimos al hostel ya cansados de tanto caminar.
Cuando nos disponíamos a dormir solos en la habitación apareció un pibe de Azerbaijan. Si, país raro para encotrarte un viajero de esa nacionalidad.

Al día siguiente nos levantamos temprano ya que había mucho más por ver de Roma.
Desayunamos y al rato comenzamos un nuevo día en Roma: arrancamos por vía Cavour derecho hasta un gran parque, de nombre Parco Trajano, al cual ingresamos y caminando por la calle principal y un pequeño desvío a la derecha nos topamos con unas ruinas que no parecían muy concurridas pero que se veían interesantes, lastima que no había mucha información al respecto, la zona de ruinas es conocida como Domus Area.

P1160264

Seguimos hasta el final del parque y regresamos mitad del camino y a la derecha nos desviamos hacia otro sector del parque donde terminamos en una fuente, sentados y comiendo unas bananas para recuperar energías.
Ahora si, estábamos a pasos del gran objetivo del día, caminamos 100 o 150 metros y comenzó a aparecer él, imponente imagen a la distancia, más aún cuando estuvimos a 50 metros: El Coliseo romano! Sacamos un par de fotos y cruzamos la calle para acercarnos y rodearlo.

P1160274

P1160278

P1160294
Ya se hacia sentir el sol, mucho calor y era insoportable quedarse al sol. Por eso tratamos de caminar por la sombra pero en muchas partes se hacía imposible y fue así que nos morimos de calor. Sacamos fotos de todos los ángulos posibles pero decidimos no entrar ya que la entrada era demasiado cara para nuestro presupuesto.
De todas formas su imagen desde afuera te deja satisfecho.

El Coliseo romano, construido en el siglo I, originalmente era denominado Anfiteatro Flavio (Amphitheatrum Flavium), en honor a la Dinastía Flavia de emperadores que lo construyó, y pasó a ser llamado Colosseum por una gran estatua ubicada junto a él, el Coloso de Nerón, no conservada actualmente. Por su conservación e historia, el Coliseo es uno de los monumentos más famosos de la antigüedad clásica.

P1160313

En la antigüedad poseía un aforo para unos 50 000 espectadores, con ochenta filas de gradas. Los que estaban cerca de la arena eran el Emperador y los senadores, y a medida que se ascendía se situaban los estratos inferiores de la sociedad. En el Coliseo tenían lugar luchas de gladiadores y espectáculos públicos. Se construyó justo al Este del Foro Romano, y las obras empezaron entre el 70 d. C. y el 72 d. C., bajo mandato del emperador Vespasiano. El anfiteatro, que era el más grande jamás construido en el Imperio romano, se completó en el 80 d. C. por el emperador Tito, y fue modificado durante el reinado deDomiciano. Su inauguración duró 100 días, participando de ella todo el pueblo romano y muriendo en su celebración decenas de gladiadores y fieras que dieron su vida por el placer y el espectáculo del pueblo.

P1160318

Del coliseo pasamos al foro Romano, una joya del lugar, mas que una joya diría una joyería ya que es inmenso el lugar.

P1160358
Recorrimos una parte: la zona del Palatino y salimos para ir en busca de nuestro almuerzo, buscamos algo cerca pero todo era caro salvo un delicioso helado para contener la furia de nuestros estómagos. Regresamos al foro romano para tomar unas fotos panorámicas del lugar y cruzamos la avenida que estaba vedada al tránsito así que era una gran peatonal. Ahí nos encontramos con unas nuevas e impresionantes ruinas de nombre Foro di Traiano, donde eran mas de 50 metros de recorrido bajo un implacable sol del mediodía, sin una mínima sombra. Para terminar ese sector en un gran obelisco, el cual tenía todo su contorno con inscripciones, las cuales habían sido fotografiadas y expuestas en una larga lista de 20 metros, para que uno pueda ver cada una de las inscripciones desde la base hasta el tope.

P1160367

El Foro Romano (en latín, Forum Romanum, aunque los romanos se referían a él comúnmente como Forum Magnum o simplemente Forum) era el foro de la ciudad de Roma, es decir, la zona central en torno a la que se desarrolló la antigua ciudad y en la que tenían lugar el comercio, los negocios, la prostitución, la religión y la administración de justicia. En él se situaba el hogar comunal.

Actualmente es famoso por sus restos, que muestran elocuentemente el uso de los espacios urbanos durante el Imperio Romano. El Foro Romano incluye los siguientes monumentos, edificios y demás ruinas antiguas importantes:

P1160373

P1160422

Ayer lo habíamos visto, pero no era lo mismo verlo de noche que de día; así que cruzamos la calle a ver y tomar más fotos del monumento a Vittorio Emanuelle II.

P1160471

Era hora de nuestro merecido descanso y almuerzo, el cual luego de buscar algo rico y barato terminó siendo Burger King en la vía Nazionale. Nos tomamos un buen descanso ahí disfrutando del aire acondicionado y usando internet gratis con su WiFi.

Regresamos al foro romano, pero la parte opuesta a la que habíamos estado, por supuesto todo lo que se podía ver sin pagar lo ibamos a recorrer, aunque nos quedáramos sin pies.
Se podría decir que esta parte fue la mejor, ya que se podía ver prácticamente todo el interior desde diferentes alturas a medida que uno iba ascendiendo por las escaleras. A medio camino nos encontramos con una plaza detrás el monumento a Emanuelle II que estaba espectacular: Piazza Campidoglio, unas esculturas de gran tamaño mas otras estatuas de menor tamaño completaban la piazza. Como se viene repitiendo en casi todas las ciudades que visitamos, nos topamos con una novia en plena sesión de fotos y no resistimos a sacarle unas fotos para el recuerdo.

P1160544
Continuamos de nuevo hacia el foro romano y nos encontramos con las mejores vistas de toda el área: una maravilla que me tomé el trabajo de fotografiar y filmar para el recuerdo y para compartir. No podía parar de encontrar una nueva toma de algo que parecía que ya había fotografiado pero siempre había algo mejor que captar con la lente.
Continuamos descubriendo nuevos sectores desde donde fotografiar tantas ruinas, rodeando la zona. Hasta que se terminó la vista y seguimos por Vía di San Teodoro hasta Boca della Verita que tanto quería encontrar y ver Lau. Hacía media hora que había cerrado así que solo pudimos sacar fotos desde atrás de una reja.
De ahí nos fuimos hacia el río Tiber caminando por la costanera hasta ingresar vía el ponte Fabricio a la Isola, una pequeña isla en medio del río y de la ciudad, no había mucho para ver pero valía la pena verla en persona.
Ya habíamos tenido bastante río así que optamos por perdernos en las callecitas de la zona rumbo a Área Sacra, tan buena elección fue que nos encontramos con mas ruinas a mitad del recorrido, lástima que no recordamos el nombre de ellas.

P1160610
Nuevamente en área Sacra pero esta vez de día pero muy agotados de tanto caminar. Nos sentamos un rato en un banco a descansar hasta que empezó a anochecer, ahí nos dimos cuenta que estábamos lejísimo del hostel y había que caminar mucho. Juntamos fuerzas y fuimos hasta un supermercado muy extraño ya que un sector era en el subsuelo, por ejemplo las galletitas; compramos pan y fiambre y cenamos en las escaleras de una iglesia cercana.
Ya con nuevas energías empezamos a caminar por corso V. Emanuelle II y luego Vía Nazionale hasta piazza de la República (cargamos agua potable de una fuente para la noche) donde cruzando la terminal de trenes llegábamos al hostel. Por el camino encontramos una heladería cuyo mostrador era una vw kombi. Por fin en nuestras camas listos para descansar.

Otro día mas en Roma, tercero para los registros, esta vez nuestro objetivo principal estaba más alejado que los demás: el Vaticano. Arrancamos como el día anterior por Av. Cavour, luego vía Nazionale hasta monumento V. Emanuelle II. Nuevamente paramos en el mismo supermercado de la tarde noche anterior y nuevamente comimos pero el desayuno en las escaleras de la iglesia, claro que ahora buscando un poco de sombra para evitar el sol del mediodía.
Continuamos por la misma avenida hasta otro lugar ya visitado: plaza Navona, la cual habíamos visto a ultima hora de la tarde así que ahora tenía otro color el lugar al estar bien soleado. Nos sentamos en el cordón de la plaza y almorzamos los clásicos sandwiches de fiambre que Lau tanto ama (Jajaja); justo teníamos un poco de sombra en la esquina de la plaza, el sol a cada hora se ponía mas fuerte.
Sacamos unas fotos de la plaza y seguimos avanzando a través de las callecitas de la zona, hasta Ponte Sant Angelo, desde donde tomamos varias fotos del Castel Sant Angelo; para continuar rumbo cruzamos por el Ponte V. Emanuelle II. Doblamos en Vía della Conciliazone y pudimos ver a lo lejos el Vaticano. Sacamos fotos a medida que avanzabamos por la calle.
Gran sorpresa nos llevamos cuando arribamos a la Piazza Pío XII y había una fila interminable de gente bajo el implacable sol del mediodía esperando para ingresar; fue ahí cuando caímos en la cuenta que ese día era domingo, tal vez tanta gente se debía a ese hecho, o no. Nosotros elegimos creer en nuestra teoría.
Ya estábamos ahí, no teníamos más opciones que hacer la fila, nos turnamos para estar al sol: primero Lau se fue a sacar fotos mientras yo sufría el calor en mi cerebro, luego yo me fui a la sombra por un rato.
La fila fue avanzando de a poco hasta que pasamos los detectores de metales y rayos x; un cartel nos intranquilizó demasiado, metros más adelante nuestro temor se haría realidad: fuimos rebotados, vetados, rechazados, expulsados del ingreso por 2 motivos: 1- yo estaba con musculosa 2- lau tenia un short muy corto. SHIT!
Lau tuvo la brillante idea de pedir permiso para salir pero que nos guarden el lugar y no tener que hacer nuevamente la fila, e ir a comprar una remera para mi y un trapo rosa para ella para usar como pollera y cubrir sus piernas. Así pudimos ingresar, una estupidez para mi pero esas son las reglas. Ingrese con mi remera de 5 euros que decía ROMA y Lau, cual gitana con un trapo rosa como pollera. Dejamos nuestras mochilas en los lockers e ingresamos.
Al entrar ya se puede admirar toda su inmensidad, y también cuestionar para que tanta suntuosidad? pero bueno, es los que hay y recorrimos lo más que pudimos siendo que a la mañana temprano habíamos sacado ticket de tren con destino a Napoli para ésta tarde.
Sacamos una gran cantidad de fotos y vídeos. Quisimos pasar por agua bendita anillos pero uno de seguridad nos sacó cagando jeje, según su teoría el agua no era nada si no estaba bendecida por un cura. De todos modos en otro sector lo hicimos.

El Vaticano, oficialmente Estado de la Ciudad del Vaticano es una ciudad-estado , es uno de los seis microestados europeos. La Ciudad del Vaticano propiamente dicha tiene una extensión de 0,439 km²  y una población de aproximadamente 900 habitantes, por lo que resulta un híbrido de ciudad elevada al rango de Estado independiente, siendo además el país más pequeño del mundo, y el único que tiene por lengua oficial el latín. Es tan pequeño que sólo la basílica de San Pedro es un 7% de su superficie; la basílica y la plaza de San Pedro ocupan un 20% del territorio, lo que lo convierte en el territorio independiente más urbanizado del mundo. La Ciudad del Vaticano comenzó su existencia en 1929 tras la firma de los Pactos de Letrán celebrados entre la Santa Sede y el entonces Reino de Italia, que en 1870 había conquistado los Estados Pontificios.

Terminado el recorrido a fuerza del tiempo que teníamos disponible, salimos del Vaticano y doblamos a la izquierda por Vía Ottaviano rumbo al metro, estación homónima.
Como de costumbre estábamos con el tiempo justo así que caminamos rápido y el calor se hizo sentir. El metro se demoró unos buenos minutos en aparecer, lo tomamos y bajamos en estación Termini. Subimos las escaleras y caminando velozmente fuimos hasta el hostel a recoger las mochilas que habíamos dejado en el depósito de equipaje.
Rápidamente salimos rumbo a la estación, chequeamos en las pantallas por nuestro tren, y ya estaba en el andén. Así que fuimos a validar el ticket a las maquinitas y nos dirigimos hacia el tren; para nuestra sorpresa ya había mucha gente arriba. Tal es así que tuvimos que caminar y pasar como 5 o 6 vagones para conseguir lugar para loa 2 juntos.
Subimos al tren, las mochilas arriba, nos sentamos y en menos de 5 minutos ya estábamos en viaje rumbo a una nueva ciudad en Italia: Napoles!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s