Marsella

Como los buses en los que viajamos no se reservan con numero de asiento y este venía desde otra ciudad con gente tuvimos que viajar en asientos separados. Por suerte a mitad de camino bajó gente y pudimos continuar el viaje juntos.
Dormimos bastante incluso a pesar de una española detrás nuestro que no paraba de hablar. Era una pesadilla, pero por suerte llegando a la terminal hizo un par de chistes para alegrarnos el arribo.
Bajamos del bus y no sabíamos donde estábamos, primera vez en Francia para Lau y a ver si la gente hablaba un poco de inglés para reservar el próximo viaje.
Tuvimos que ir a otra oficina caminando con las mochilas, el calor y en bajada. En 2 días teníamos pasaje a Roma. Tuvimos que subir otra vez hasta la terminal y nos morimos de calor. Buscamos hostel y no conseguimos, solo mas calor.
Decidimos que Lau se quedaba con las mochilas bajo la sombra y yo salía a buscar un lugar para quedarnos. Luego de caminar y caminar conseguí uno barato y regateando en francés jajaja. increíble!

IMG_20140806_100535426

Fui en busca de Lau y a caminar con todo hasta allá. Una merecida ducha, un poco de televisión que teníamos y a cruzar hasta el carrefour que estaba en frente a comprar para hacer unos sandwiches.
Luego de un merecido relax salimos a ver Marsella. Como ya era costumbre fuimos a la oficina de turismo, a comer galletita gratis en un negocio que daban de muestra y a caminar bajo un calor y un sol peor que el calor. Sin exagerar hacía mas de 34 grados.

P1150777
Recorrímos la zona del puerto con una cantidad terrible de barcos anclados en todos lados. Un paseo y una vista hermosa del lugar; a lo lejos y en la cima de la montaña Norte Dame de Marsella.

P1150782

Nos desviamos del camino costero para adentrarnos en las callecitas que subían y bajaban, se abrían, cerraban, cortaban y unían a otras formando un lugar hermoso para recorrer a pie y dejarse perder ahí dentro. Muchos negocios de venta de arte local, cuadros, artesanías y hasta una imprenta con máquinas manuales para imprimir souvenires o tarjetas.Varias paredes pintadas con grandes murales le daban un color aun más especial a la zona junto al infaltable trencito turístico.

P1150791

P1150797

P1150799P1150810

P1150829

Continuamos caminando hasta una gran iglesia junto al mar. Y de ahí era cuestión de caminar unos 300 metros (pero al rayo del sol que ya quemaba cabezas) para llegar al puerto. Sacamos unas cuantas fotos del lugar y nos refugiamos en una exposición en la entrada tenían aire acondicionado.

P1150832

P1150842

De regreso por la costanera, y con. El mismo calor, nos desviamos para conseguir un supermercado que nos proveyera de agua y frutas. Caminamos unas cuantas cuadras pero lo conseguimos.
Ya recuperados y con nuevas energías retomamos el camino costero hasta la parte principal del View port, donde chequeamos el mapa para tomar el camino hacia Notre Dame.

P1150852

Estábamos demasiado cansados y con mucho calor, cuando decidimos que era una buena idea dejar esta visita para el día siguiente. En cambio tomamos la calle que bordea el mar rumbo a Jardin du Pharo,donde exhaustos de la caminata en subida y al sol, nos sentamos al pasto a disfrutar de la vista espectacular de toda View Port, la ciudad, Fort Saint-Nicolas, Notre Dame y también Le port de La Joliette desde el cual vimos partir 3 ferrys enormes rumbo a Argelia, África.

P1150888

P1150893

P1150900

Una magnifica ubicación para los amantes de las vistas panorámicas.
Regresamos al hotel a descansar y ver un poco de cine en francés.

El segundo día nos vio amanecer en una hermosa y plácida cama de hotel, abrimos la ventana para sentir la fresca brisa matinal. Nos bañamos y fuimos a carrefour por nuestro desayuno. Preparamos las mochilas para dejar la habitación rápidamente ya que estábamos pasados de la hora del check out, bajamos y por suerte nos dijeron que si a nuestro pedido de dejar las mochilas en el hotel para seguir recorriendo hasta la noche.
Ya liberados del peso, fuimos hacia nuestro próximo objetivo: Notre Dame. Al principio el recorrido es fácil y placentero pasando por View Port pero enseguida se pone complicado cuando llegamos a una cuadra que eran como 500 metros con una subida matadora. Pasamos de 0 a unos cientos de metros sobre el nivel mar. Tuvimos que parar varias veces, no por el cansancio sino por el calor que hacía subiendo.

P1150908

El premio a tanta subida fue llegar a casi el objetivo, digo casi ya que se veía prácticamente al lado pero nos quedaban una subida de 50 metros en pleno sol y cemento y luego unas cuantas escaleras también con el sol del mediodía sobre nuestras cabezas.

P1150915

Si la vista desde Jardín du Pharo era hermosa, desde acá todo era mucho pero mucho mejor, se podía ver hacia los cuatro puntos cardinales y jugando con el zoom de la cámara pudimos ver muchos lugares alejados. La iglesia muy linda pero yo preferí quedarme sentado en la sombra admirando el mar azul desde las alturas. ¡Que lindo que es el mar!

Tanto placer genera el mar que luego de almorzar en las escaleras, cargar agua potable de una canilla y chequeado el mapa, bajamos por la parte posterior de la iglesia rumbo a la playa. Según el mapa estaba un poco alejada pero cuando empezamos a caminar no llegábamos más.

Tuvimos que parar un par de veces para descansar de tanto calor que hacía. Llegamos a la playa como a las 4.30 de la tarde y el azul del mar nos llenó los ojos de asombro y alegría, no podíamos creer el color de ese mar. No había nada de sombra en la playa así que descansamos un rato al resguardo del sol en una parada de colectivos hasta que no aguantamos más y nos fuimos a la playa. Nos sentamos en pleno sol y la verdad es que era insoportable, así que nos turnabamos para ir a refrescarnos a la orilla del mar, bastante frío mar al principio, luego te vas aclimatando.

P1150994

P1160002

Así estuvimos media hora hasta vimos nuestro lugar soñado: bajo la sombra de la casilla del guarda vidas, prácticamente corrimos hasta ahí antes que nos “robaran” nuestro lugar.
Acomodamos las cosas y nos dormimos una terrible siesta a la sombra, con la mala suerte que cuando despertamos el sol se había movido demasiado y ya volvimos a estar al sol. Pero un sol un tanto mas suave que permitía quedarnos así.

P1160009

Nos quedaba el regreso, ya en el mapa se veía lejos, en la practica resulto lejísimo. Caminamos interminables cuadras por la costa, disfrutando la brisa marina para refrescarnos del calor que seguía haciendo.

P1160028

P1160031

Regresamos al hotel de noche, no sin antes comprar para cenar una pizza grande a un módico precio de € 4,50, la comimos en la plazoleta de la calle del hotel.
Retiramos las mochilas del hotel y emprendimos la caminata en subida hasta la estación de buses y tren, ya era de noche así que el clima estaba más fresco. Aprovechamos el tiempo de espera en la estación para ir al baño y cambiarnos por si hacía frío de noche en el micro.
Un nuevo destino nos esperaba, un nuevo país también: Roma, Italia.
No se pierdan el próximo capítulo, pronto.

Para ver mas fotos: https://www.facebook.com/media/set/?set=a.459169700892791.1073741878.216267605183003&type=1

Anuncios

2 pensamientos en “Marsella

    • Hola!La verdad no me acuerdo, era un hotel que conseguimos caminando y caminando buscando precios. Casi nunca vamos con reservas, normalmente conseguis más barato en el lugar que por internet. Estabamos a unas 6 o 7 cuadras del puerto ahi en el centro. Hasta le regateamos el precio en Frances jeje. SAludos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s